Fundamentación.

Percibir el mundo desde distintos ángulos permite alcanzar un conocimiento más completo de la realidad, enriquece el potencial creativo, proporciona más elementos para lograr las metas propuestas y ayuda a resolver con mayor solvencia los problemas que se presentan.

La capacidad de aprender no solo se manifiesta a los individuos desde el pensamiento, sino que intervienen también las sensaciones y percepciones, la intuición y los sentimientos.

El conocimiento artístico-estético constituye un campo del saber humano fundamental para comprender y reflexionar criticamente acerca de neustra realidad cultural histórico-social y un campo para  en el desarrollo vocacional y profesional en sus diferentes lenguajes: música, artes visuales, danza, teatro, etc. con sus distintas especializaciones.

Para ayudar a propiciar la imaginación de los niños, es necesaria la existencia de un ambiente rico en impulsos y estimulos, y junto a ellos, propiciar el juego y el diálogo, tratando de desarrollar el hábito de la creación, de la imaginación, del compromiso. Enseñando a su vez aprendiendo de los niños, lo que proponen, lo que expresan, respetando la heterogeneidad de respuestas.

Entendiendo que cada alumno posee diferentes tiempos a la hora de aprender, pero partiendo de la base de que somos todos capaces, resignificando la premisa del respeto y la valoración por el otro y por sus producciónes.

La unión de la música y la danza en comunión dentro del aula, desarrolla el enriquecimiento de las posibilidades expresivas del movimiento, el proceso de autoconocimiento del propio cuerpo y el de los otros.

En este ciclo lectivo se trabajarán ambas disciplinas, ya que se complementn y son parte de un todo, trabajando con el cuerpo, el tiempo, el espacio, comunicación, siempre ligados con contenidos de música, para que sea más rica la experiencia de aprender a aprender, teniendo en cuenta los saberes previos que posee cada niño y teniendo siempre presente que todos poseemos habilidades multiples, solo es cuestión de trabajarlas, en un ámbito propicio para ello y que el fin de todos estos aprendizajes concluyan en saberes significativamente aprendidos.

Propósitos.

  • Formar alumnos críticos frente al abordaje de la música a partir de trabajos aúlicos de audición y ejecución.
  • Establecer relaciones entre la música y otros lenguajes artísticos como la literatura, la danza y las artes plásticas.
  • Estimular en los alumnos la experimentación y la ivestigación con los elementos de los lenguajes corporal y musical partiendo del juego.
  • Incentivar a los alumnos/as para que sobre la base de esta exprerimentación, exploren distintas respuestas de movimiento y potencien sus capacidades motrices en función de un mayor aprovechamiento del propio cuerpo como instrumento de expresión y comunicación.
  • Promover creaciones individuales y grupales que familiaricen a los alumnos con los procesos de producción específicos del lenguaje de la danza con el objeto de estimular su utilización conciente.(ya sean propias o del grupo) que contribuya a desarrollar el juicio propio, la reflexión crítica y el respeto por el trabajo propio y ajeno.
  • Introducir a los alumnos en el conociemiento de coreográfias folclóricas sencillas, propiciando el análisis  de los elementos del lenjuaje y el contexto socio-cultural de origen.
  • Promover nuestro folklore, reconociendo quienes somos, nuestra historia y antepasados.
  • Entender para luego vivenciar las diferentes consignas musicales y corporales pautadas durante la clase.
  • Estimular a los alumnos/as a probar otras alternativas en el movimiento, para buscar respuestas nuevas, y no recurrir siempre a aquellas que les resultan más conocidas y habituales.